,

Recordando los Juegos Juveniles Europeos (Y VI)

Durante cinco días, he intentado explicar los detalles de los aspectos más importantes de los Juegos Juveniles Europeos, un gran evento deportivo que tuvo lugar en la ciudad de Tarragona en mayo de 2010.

La organización de un evento se puede definir en tres grandes etapas: planificación, desarrollo y evaluación. Dentro de la primera etapa de planificación se nombran los comités responsables de todo el evento y, en consecuencia, de la elaboración del presupuesto: equipamiento técnico, material impreso, hoteles, catering, transporte… Se determinan los objetivos y el público al que va dirigido el evento.

@Jocs Juvenils Europeus 2010

@Jocs Juvenils Europeus 2010

 

La fase de desarrollo empieza con la localización de espacios y alojamientos. Es el momento de planificar las actividades lúdicas y desarrollo de la competición y el diseño de las ceremonias. En esta fase, también debemos incluir el diseño del plan de comunicación. En el momento de la celebración del evento se ejecutarán todas las actividades planificadas en el pre-evento y recogidas en las diferentes escaletas.

@Jocs Juvenils Europeus 2010

@Jocs Juvenils Europeus 2010

Una vez terminado el evento, llega la fase de evaluación con el que se cierra todo el proceso de creación del evento y en la que se debe medir si el retorno de inversión es la esperada. Analizar los resultados y documentar las conclusiones.

Por lealtad institucional no voy a detallar algunos detalles de la organización pero si quiero y debo hacer una valoración crítica y personal de lo que vivimos ahora hace 6 años en Tarragona. Y es que estoy convencida que con estos Juegos perdimos una oportunidad de oro para “vender” la ciudad y la profesionalidad en la organización de este tipo de eventos.

No importa qué tipo de evento organicemos. Lo importante es planificarlo cuidando todos los detalles y hacer que se cumplan en el lugar y en el momento en que fueron programados. Durante el desarrollo del evento lo más importante era la coordinación ya que intervenían diferentes profesionales: participantes, técnicos deportivos, responsables de decoración y montaje, técnicos audiovisuales, azafatas, empresas de catering, artistas, invitados… Y todo, o casi todo, salió a la perfección, excepto algo que no dependía de nosotros: la comunicación.

@Jocs Juvenils Europeus 2010

@Jocs Juvenils Europeus 2010

Se dice que Tarragona no cree en sus posibilidades. Me atrevo a decir que no es la ciudad, son algunos de los “profesionales” ubicados en diferentes puestos de trabajo estratégicos que por pereza, egoísmo, envidia, cada uno que añada aquí lo que quiera, se dedican a dinamitar de una forma u otra, el trabajo e ilusiones de otros. Y es que por motivos diversos, aunque se preparó un buen plan de comunicación, finalmente, los Juegos Juveniles Europeos no tuvieron el tratamiento que se merecían.

No se trata de buscar ahora culpables. Los que estuvimos inmersos en la organización sabemos muy bien donde se falló pero necesitaba recordar de una forma u otra un gran evento que supuso para la ciudad un premio europeo, aunque muy pocos lo conozcan y de aquí mis últimas entradas en el blog.

Alguien se puede preguntar porqué no se ha celebrado ninguna edición más. No podemos saber los motivos exactos pero personalmente intuyo que hay tres que han provocado esta situación:

  • La crisi económica que afectaba a todas las ciudades, fueran del país que fueran
  • El nivel alcanzado por la ciudad de Tarragona, inasumible por otras ciudades según nos manifestaron algunas (afirmación con la que no estoy de acuerdo, con imaginación y esfuerzo se pueden conseguir grandes objetivos)
  • El fallecimiento repentino de uno de los “padres” de los Juegos Juveniles de las Ciudades Hermanas, el Dr. Alain Enfoux, concejal de Avignon.

Debo agradecer al alcalde, Josep Fèlix Ballesteros y al teniente de alcalde, Manuel López Pasca, el haber depositado toda su confianza en mi, sabiendo que me estrenaba en la organización de grandes eventos. Una confianza absoluta, incluso ante decisiones arriesgadas pero que tenían como único objetivo, hacer de Tarragona un referente y celebrar los mejores Juegos Juveniles Europeos de la historia. Algo que si supo ver la Dirección General de Comunicación de la Comisión Europea que atorgó a Tarragona el premio Golden Star 2010 por la organización y desarrollo de los Juegos Juveniles Europeos.

@European Commision

@European Commision

Espero que la experiencia sirva para que no cometamos los mismos errores en el próximo gran evento deportivo de Tarragona, los Juegos del Mediterráneo 2017. El tiempo lo dirá.