,

Me dedico al protocolo y llevo el pelo de colores

El pasado día 8 de febrero, la Escuela Internacional de Protocolo de Barcelona me invitó para ofrecer una conferencia a sus alumnos sobre ceremonial religioso y protocolo festivo, basándome en el caso de Tarragona y su fiesta patronal: Santa Tecla. Es fácil pensar que al hablar sobre estos temas, muchos de los asistentes te reciban creyendo que es un asunto démodé, de otros tiempos, por lo que no se me ocurrió otra cosa que iniciar mi intervención con la frase “me dedico al protocolo y llevo el pelo de colores”. Iba a hablar de ceremonial y protocolo festivo, , pero también quería que los asistentes se quedaran con algunas ideas.

El protocolo festivo determina el papel que juegan los elementos que participan en una celebración. Pero además, tiene en cuenta la relación de estos elementos festivos respecto a las pautas de actuación que deben tener en sus apariciones públicas.

La llegada a Tarragona de la reliquia de Santa Tecla supuso un punto y aparte en la celebración popular de la fiesta en honor a la patrona de la ciudad. El espacio público se convertía en un escenario donde confluían los diferentes estamentos de la población: político, militar, eclesiástico, ciudadanía. No voy a hablar aquí de la que se consideró en su momento la procesión más importante celebrada en la Edad Media, por la gran cantidad de personalidades y entidades que participaron en la misma. Os invito a visitar en mi blog la entrada El protocolo y las fiestas populares: Santa Tecla.

El Protocolo del Seguici Popular es un documento aprobado por el pleno del Ayuntamiento de Tarragona que fija todos los actos del calendario festivo tradicional de la ciudad así como la relación de los diferentes elementos que en ellos participan. No es un documento cerrado sino susceptible de incorporar cambios y novedades a propuesta de la Comisión Asesora del Seguici Popular. Desde su aprobación inicial en 1991 se ha ido modificando con la creación de nuevos elementos festivos o la incorporación de actos festivos.

Protocolo no es algo rancio. Protocolo es comunicación, orden, la plástica del poder (como alguien dijo hace años). No es un tema exclusivo de políticos, realeza, diplomáticos… Protocolo es una herramienta que desde la prehistoria se ha utilizado para poder comunicar un mensaje determinado. Es por ese motivo, que si tienes una buena base de conocimientos, igual puedes dedicarte profesionalmente al protocolo oficial, como el deportivo, empresarial, festivo… Cada uno con sus particularidades pero siempre con unos mismos objetivos generales. Hay vida más allá del protocolo oficial.

Por cierto, hablando de protocolo oficial. Los profesionales que trabajamos en este ámbito nos basamos en un Real Decreto aprobado en 1983… ¿Alguien me puede decir ahora que el ceremonial religioso y el protocolo festivo es algo “démodé”?

2 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Origen: Me dedico al protocolo y llevo el pelo de colores – Marta Protocol […]

  2. […] su conferencia en la Escuela Internacional de Protocolo de Barcelona presentándose ella misma: “me dedico al protocolo, vengo a hablar de ceremonial religioso y festivo, y llevo el pelo de colores”. Así, Domènech empezó a superar clichés sobre los […]

Los comentarios están desactivados.